Mujer; esclava y oprimida

“La mujer no nace, se hace”, Simon de beauvoir lo decía y el paso del tiempo no hace más que consolidar el concepto.

Masculinidad y feminidad son creadas por el sistema, como también es creada la diferenciación no biológica entre hombre y mujer. Se sabe de sobra la distinción biológica entre ambas y el sistema patriarcal se aprovecha para otorgarnos distintos valores y roles en la sociedad.

Además parece que estas concepciones tienen que estar ligadas entre si; eres mujer y debes ser femenina, perteneces entonces a la clase social dominada y oprimida por los hombres añadiendole los valores de esclavitud y sumisión que nos meten en vena des de pequeñas. Hoy en día gracias al feminismo parece que podemos ser un poco más libres al salir de los cánones femeninos que la propia masculinidad ha impuesto para nosotras, pero no dejamos de ser mujeres. De nosotras se espera que alcancemos ciertas metas, la más importante es reproducirnos. Debemos ser madres. Ya no es solo la propia sociedad que nos dicta que debemos sentir un instinto maternal, cuando de instinto no tiene nada, sinó que es también el propio sistema que tiene un entramado de leyes para adueñarse de nuestras cuerpas. La (no) leyes del aborto o de la gestación subrogada, por ejemplo, estan echas sin tener en cuenta a la mujer como persona humana. También somos objetos para la clase social opresora, los hombres. Objetos a muchos niveles, pero sobretodo a nivel sexual y de cuidados.

La pornografía, la prostitución y el matrimonio. Instituciones y herramientas de control social que sirven para normativizar nuestra falta de libertad. El matrimonio viene a ser un contrato de compra venda; te compro a cambio de que me cuides y me des placer (pero todo disfrazado de amor romántico, donde no se muestra la cantidad de violencia que dicho acto esconde). La prostitución, otro gran debate… pero con la idea principal que el hombre compra al cuerpo de la mujer por unas horas a cambio de placer sexual (¿dónde queda la dignidad humana?). La pornografía no hace falta volver a decir que es la cultura de la violación.

Ser mujer no es fácil, tampoco lo es ser femenina (tal y como la sociedad nos demanda). Es mucho más fácil ser humana, persona y libre. Por eso el feminismo es tan importante y necesario.

Publicado en Tribuna Feminista
Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en feminismo, heterosexualidad, capitalismo, patriarcado, Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mujer; esclava y oprimida

  1. Antoniogerman dijo:

    En general molt be ,tot q hi ha algun paragraf q no crec q es acosti ni de llunt a la realitat, pot ser has pecat una mica de feminista, en algun aspecte concret de la manipulacio del home versxla dona,
    Segueix q ho fas molt be

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s