Vuelvo

Por dónde empezar.
No seré yo, quién de definiciones sobre qué es nada. Sería absurdo. Además, lo puedes googlear. Adelante.
Pero cuando te das cuenta, cuando has abierto los ojos ya no hay vuelta atrás.
Casi siempre, o siempre me he sentido un poco distinta. No. No soy especial. Y sí. Alguna virtud tendré, como tú y otra mucha gente.
Hace ya tiempo que no escribo; me perdí. La gracia, supongo, es que me estoy encontrando y entendiendo qué (me) pasa.
Es el sistema.
El sistema opresor en el que vivimos. En el que vivimos todxs.
Durante mucho tiempo pensaba que la culpa era del capitalismo. Pero me equivocaba. Claro que el capitalismo es una de las causas del problema; pero tiene un primo mayor o hermano por encima de él.
Y no, no hablo en masculino por casualidad, porque el sistema actual es machista. Sé que no te sorprende. Puedes pensar varias cosas ahora mismo:
– ¿Y ahora caes del árbol, manzana?
– Otra vez la misma historia
Puede ser que todas sean válidas; hay libertad de opinión. Permíteme que yo también tenga la mía.
Y no. No voy a definir lo que quiero decir, cuando afirmo que el sistema actual es machista. Incluso podría llegar a pensar que el origen va mas allá; que vivimos en un sistema opresor, totalitario y absolutista.
Patriarcado.
¿Estoy diciendo, con esto, que el hombre (hablando en clave de género) es el origen de éste tipo de sistema tan dañino? No tengo ni idea.
¿Qué fue antes, el patriarcado o el capitalismo?
¿Qué fue antes, el patriarcado o la religión católica?
¿Qué fue antes, el patriarcado o el machismo?
No sé la respuesta. Admito y repito.
No se puede negar que el mundo tiene problemas: entre ellos la violencia. Se está ejerciendo violencia en muchos ámbitos y el planeta (ya se sabe, la tierra es femenino y no se causa el mismo impacto) lo está sufriendo.
Se debe cambiar el mundo. Y para ello, debemos cambiar como personas. Soy mujer. Sí, desde que nací. Y me gusta ser mujer (He escrito esta frase. Otra vez admito).
Y eso me hace percibir el mundo de una cierta manera. No sé si es porque me han educado como mujer y uno de mis objetivos en la vida es cuidar… o si es que por ser mujer, tengo menos oportunidades y se me considera inferior o incapaz en muchos ámbitos.
Ha pasado mucho tiempo para entender que todo lo distinta que me sentía era por sentirme oprimida en este sistema.
Si me hubiera escuchado antes y no hubiera seguido las directrices que nos manda este sistema tan patriarcal, me hubiera ahorrado muchas situaciones de dominación (si, repito, solamente por ser mujer. Y eso que soy blanca y europea…).
Más vale tarde, que nunca.
Soy feminista. (Y yo, sin saberlo)

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vuelvo

  1. Antoniogerman dijo:

    Estic molt content q tornis a escriure , continua

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s