Quedando en evidencia

Destacamos por estar en el Sur de Europa. Por tener políticos, que aun metidos en escándalos de corrupción, no dimiten. Destacamos por tener un gobierno que no respeta la democracia, negando la posibilidad de escuchar al pueblo mediante un simple referéndum. Destacamos por recortar en servicios públicos esenciales, como la sanidad o la educación. Destacamos por ser un país “laico” (por así decirlo) mientras se agacha la cabeza siempre que la santa iglesia católica hace sonar las campanas. Pedimos un rescate económico que sirve para que la “casta” (como se denomina ahora, o bien los que tienen el poder) se gasten el dinero mediante tarjetas “black”al mismo tiempo que se están echando a familias enteras de sus propias casas, aun sin perdonarles la deuda. Destacamos por tener un presidente que se esconde detrás de un plasma, negando la posibilidad de responder las preguntas de los periodistas. Tampoco se quiere invertir en I+D y como consecuencia, tenemos a miles de jóvenes, mucho más preparados que nuestros políticos, trabajando alrededor del mundo.

No es de extrañar entonces, que fallen los protocolos de seguridad cuando repatriamos a dos personas, ya mayores, infectadas por el ébola. Estos días, en Madrid sobretodo, hay miles de expertos en el tema, haciéndose llamar ciudadanos de calle y muchos de ellos culpan a la auxiliar de enfermería infectada por el virus, sin recordar que Madrid es una de las comunidades autónomas donde el recorte en Sanidad se ha visto afectado de lleno. El fallo en el sistema ha sido consecuencia de la falta de medios, de la falta de preparación de los profesionales que atendieron a los pacientes. El problema no es que Teresa Romero, esté o no esté infectada, sino que es el sistema que no funciona, tanto a nivel estatal como mundial. Durante años ha habido miles y miles de muertes en África, consecuencia de este virus. Ahora que nos “afecta” o que incluso “podríamos” estar afectados, es cuando nos ponemos las manos en la cabeza.

Los miembros del PP no tienen suficiente en destacar en todo lo que antes se ha mencionado, sino que además el Consejero de Sanidad de la comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha dicho literalmente “no hace falta tener un máster para ponerse un traje”  que “tan mal no estaría como para ir a la peluquería”, o acusándola directamente de mentir a los médicos. Todo lo que ha declarado el señor Rodríguez debería haber estado contrastado antes, pero claro está que esto no es, precisamente, una marca de partido.

Seguramente no habrá ninguna dimisión, ni de la ministra de Sanidad del gobierno, Ana Mato, ni del consejero Javier Rodríguez, y eso que este  último ya ha avisado de que no tiene ningún problema en dimitir porque “es medico y tiene la vida resuelta”.

Como país hemos vuelto a quedar en evidencia, al menos no ha salido Ángel Acebes diciendo que “ha sido ETA”.

Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s