Intereses en la Guerra de Siria

Lo que empezó siendo una lucha civil del pueblo contra el régimen de Bachar al-Asad ha terminado siendo un conflicto de intereses a escala mundial donde las principales potencias juegan a costa de crímenes contra la humanidad y  el genocidio más grande del siglo XXI.
Hace más de dos años y medio que empezó la cruel Guerra que está machacando la población y apenas hace unos meses que está en el ojo mediático.
En el principal enfoque simplista que hacen estos medios  se encuentran pocos actores: el régimen de Al-Assad y los rebeldes. El régimen oprime y mata a la población Siria, los rebeldes (principalmente formados por el Ejército de liberación Siria constituido por miembros del ejército del régimen que estaban en su contra), la ayudan. Pero no se debe de ser tan ingenuo ya que el conflicto en realidad va mucho más allá.
 Cuando entran en el juego las principales potencias mundiales como EEUU y Rusia e importantes y estratégicos países de la zona, no se está delante de un simple conflicto civil de una población contra su dictador.
En el increíble reportaje de la periodista Mónica G. Prieto, “Si EEUU interviene será en busca de sus intereses”, publicado en Periodismo humano, se pueden leer testimonios de primera mano de refugiados sirios que dudan de la transparencia de las potencias internacionales. ¿Por qué Estados Unidos quería intervenir ahora? ¿Por la masacre con gases químicos? ¿A caso no se está masacrando a la población siria desde hace ya bastante tiempo? Hay un testimonio que recoge Prieto en su reportaje que es digno de citar ya que engloba todas estas preguntas:
“A nosotros nos están bombardeando desde hace dos años y medio”, dice Ahmed Said, agricultor y veterano en el edificio, de 61 años. “Primero fue con armas automáticas, luego artillería pesada, después con carros de combate, más tarde con aviación, luego con misiles y con barriles explosivos y finalmente con armas químicas. Y nadie ha respondido a esos ataques. ¿Por qué lo iban a hacer ahora?”.
Quienes están implicados
EEUU es el actor principal junto con Rusia, de hecho han sido ellos quienes han pactado la retirada del armamento químico de Al-Assad a cambio de la no intervención norteamericana. Estas grandes potencias se están encargando de buscar una paz o, visto desde otra perspectiva, menos número de muertos.
La gran preocupación de EEUU ha sido, desde tiempos inmemorables, la posesión de armamento químico – nuclear por parte de países del golfo pérsico – sobre todo de Irán- , o eso es lo que nos han hecho creer, puesto que Israel también tiene armas químicas, si bien esto les da igual. En una entrevista al lingüista y académico Noam Chomsky recalca que la convención sobre Armas Químicas prohíbe su uso, sin embargo eso es solo una parte de la historia ya que en realidad prohíben además la producción y el almacenamiento de las mismas (cuando Israel hace las 3 cosas).
Las grandes potencias saben a quién deben armar y a quién no. Es sabido que EEUU arma al ejército de liberación sirio y que Rusia hace lo mismo con el régimen de Al-Assad. Pero cabe recalcar las palabras que dice Amr Salahi en su artículo Siria, genocidio por consenso internacional que “EEUU y occidente se aseguran que el Ejército Sirio de Liberación sea incapaz de derrocar al régimen aunque le apoye retóricamente”. Entonces, ¿a qué intereses están beneficiando?

mapa

El actor mudo
¿Interesa o no interesa que Al-Assad esté en el poder? Por mucho menos que una matanza de más de 1000 muertos, Estados Unidos ha bombardeado e invadido territorios, por apoyar a golpes militares contra la población civil (por ejemplo).
Efraim Halevy, abogado y experto de la inteligencia israelí, escribió Israel’s man in Damascus. El protagonista no es difícil de acertar: Bashar al-Assad. Halevy explica porque es tan importante el régimen de al-Assad para Israel, y consecuentemente para EEUU y occidente. Hace lo mismo el escritor y filósofo Santiago Alba Carrillo, en Siria e Israel un matrimonio mal avenido.
Israel es un país irreal metido en un escenario que le va grande, ubicado allí estratégicamente por EEUU ya que así tiene un aliado en un terreno que desea controlar. Es normal pues, que se encuentre rodeado de enemigos (islamistas) que se están radicalizando cada vez más.
Según Carrillo, Israel temió lo que empezó siendo una revolución árabe puesto que su peor enemigo no es al-Assad sino una democracia soberana. Y muy probablemente podría no ser una democracia laica ( lo peor para un Estado vecino judío)
Toda esta teoría conspiratoria tiene su propia lógica: EEUU arma al ELS pero no lo suficiente para que estos no puedan ganar, si estos no ganan al-Assad se mantiene en el poder. Lo cual garantiza que si se matan entre ellos no van a ir a matar a los judíos.
 La técnica norteamericana es fantástica de cara a la galería: les “dan” armas ya que mediáticamente están apoyando a un pueblo que está siendo masacrado por un dictador sin escrúpulos. Genial, Obama premio nobel de la paz.
Este conflicto no podrá perdurar durante demasiado tiempo, al-Assad acabará derrocado y alguien estará en el poder. Halevy, además, analiza por qué Israel no se va a sentir seguro cuando esto acabe; si los rebeldes están en el poder hay bastantes probabilidades que sea bajo influencias de islamistas extremos y si en cambio son las fuerzas militares del régimen quienes lo alcanzan, dependerán de Irán y Hezbollah (organización islamista libanesa).
He podido leer una opinión que decía que Siria no es más que un escalón que debe pisar EEUU para poder llegar hasta Irán y su programa nuclear, su principal objetivo desde hace mucho tiempo. Ahora, en Ginebra se celebran una ronda de negociaciones nucleares entre Irán y las principales potencias donde se prevén que se alcancen pequeños acuerdos después de décadas de silencio. Hasán Ruhaní,  el nuevo presidente Iraní dicen que es mucho más moderado que el anterior y que él como Obama, pretenden entablar una diplomacia seria y así llegar a acuerdos.
Quizás la diplomacia seria llega ahora, cuando se ha cometido en Siria el peor genocidio desde Ruanda en 1994, después de más de 7 millones de desplazados internos y externos. Después de una Guerra Civil que habrá dejado una población marcada por la violencia gratuita de todos los bandos y que dejará a generaciones traumatizadas.
Y mientras tanto, desde occidente se continúa pensando que se trata solo de un dictador que no tiene humanidad, cuando la cosa va mucho más allá.

 

 

Enlaces de Interés y consultados
Monica G. Prieto – “Si EEUU interviene será en busca en sus intereses”
Josep Maria Quintana – ¿Rompe Síria la esperanza de una primavera árabe?
Santiago Alba Rico – Siria e Israel un matrimonio mal avenido
Amr  Salahi – Siria, genocidio por consenso internacional
Efraim Halevy – Israel’s Man in Damascus
Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s