¿Medidas contra el desempleo juvenil?

Democracia es que los dos principales grupos parlamentarios pacten sin tener en cuenta los demás grupos legislativos. Democracia es que la principal herencia de la dictadura haya estado en el gobierno desde la transición. Democracia es que haya una familia que goce de privilegios e impunidad sin que nadie la haya escogido (bueno, en realidad todos sabemos quién).

Manuel Ruiz Robles en su artículo publicado en rebelión, La revolución blanda, define y relata muy bien la realidad que nos encontramos; de resaca de un periodo convulso de nuestra historia reciente. La generación que hemos crecido pensando que vivíamos en plena libertad y que, gracias a las teorías del capitalismo, podríamos llegar a ser cualquier cosa, viniéramos de donde viniéramos, hemos despertado. Pero hemos despertado a la fuerza cuando nos hemos visto excluidos la vida que nos habían dicho que tendríamos; con un trabajo y una casa.

La ministra de empleo, Fátima Báñez, presentó (muy orgullosa ella) La estratégia de emprendimiento y Empleo juvenil. Según el artículo de Ana Requena Aguilar, en el diario.es, de las 100 medidas que dijo la ministra solo 15 son concretas. Mientras que las otras son, simplemente, declaraciones de intenciones.

Garantizar la igualdad de oportunidades, o que nos impongan una cultura del esfuerzo, o el aprendizaje de nuevas tecnologías e idiomas extranjeros son muy buenas medidas, señora ministra. Creo que la mayoría de los jóvenes que nos encontramos trabajando en el extranjero tenemos carencia de estas facultades. Eso de estar sobrecualificado para los puestos de trabajo, ¿le suena de algo?

Pero la medida que más simpatía (o antipatía) me produce es la 47; “favorecer que los medios de comunicación transmitan una visión positiva sobre el emprendimiento joven” y los “valores empresariales relacionados con el respetuoso cumplimiento de la legislación laboral”. Aquí ya una no sabe por donde tomárselo. Después de que TVE emita reportajes sobre que ir hacía un altar disminuye el estrés o que las chicas deban vestir con más decoro, solo nos falta que nos continúen vendiendo cabra por liebre. Principalmente porque los medios tienen que reflejar la verdad de lo que pasa sin caer en el drama. Y segundo, ¿qué valores empresariales relacionados con el respetuoso cumplimiento de la legislación laboral? Eso es de una hipocresía máxima viniendo de las filas del partido de la corrupción, y de un sistema que la favorece.

Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s