¿Realidad o mito? Ernesto Che Guevara

Diarios de motocicleta se produjo en 2004 por Walter Salles, y en ella se narraba el despertar del joven Ernesto Guevara de la Serna de su incipiente consciencia social, que se topaba con la explotación social y económica del continente. En la película se refleja a un joven sensible, humano y comprometido con la futura lucha de liberalización de America Latina. La producción ayudó a hacer crecer, aún más, el mito del “Che”.
Pero de caras, la historia, tiene siempre más de una. Ese joven anticapitalista, luchador con ideas comunistas deja paso, cada vez más, a un joven cruel, homófogo y racista. ¿A quién debemos creer?
Cultura revolucionaria y los mitos
En el Ensayo contra el mito del Che Guevara, de Juan José Sebreli, se plantea que los mitos dependen de una “comunidad de creyentes”, que no se arriesgan a analizarlos. “A veces los mitos son pervertidos y se usan como instrumentos de movilización de masas“.
Asimismo, dentro del interesante ensayo, se puede extraer un curioso análisis; “El mayo francés ocurrió un año después de la muerte del Che y, paradójocamente, los estudiantes que prometían luchar contra toda autoridad, adoptaron sin reservas el icono de un estalinista que sometía a una rígida disciplina a los soldados”.
Esta “disciplina” mencionada por Sebreli, se traduce en crueldad y odio hacía muchos de sus compañeros en las guerrillas de la revolución, donde se pueden ver en el reportaje, Che: anatomia de un mito:
A qué aferrarnos
Un “mito” anticapitalista ha terminado siendo un símbolo del capitalismo. A título personal no me aferro a ninguna opinión, ni a favor ni en contra, del mito creado. Las necesidades que tenemos los humanos de idolatrar a personas para que nos sirven de precedente hace que nos lleguemos a creer cualquier cosa sin contrastarla. Y eso es lo peor. Llegar a admitir, aceptar y dar por ciertas cosas que, seguramente no lo son.
Hay opiniones que justifican todas las citas racistas que se han encontrado en los varios diarios del Che. Gente que argumenta que estas afirmaciones son totalmente falsas; puesto que el Guevara viajó a Africa para apoyar al movimiento marxista Simba en el Congo, que su primera mujer era de origen indígena, etc.
La estigmatización de su muerte por una causa, ha ayudado, sin lugar a dudas, a la divinización de una de los rostros “revolucionarios” más rentables y famosos del siglo XX.
Enlaces de interés
La verdad del mito de Che Guevara
El país: Che Guevara – la máquina de matar
Apuntes sobre la necesidad de fabricar mitos – Amador Fernández – Savater
Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s