¿Tú crees que aquí puede pasar lo mismo?

Esta es la pregunta a la que me han sometido últimamente. Desde el sur, vemos a países como Dinamarca con cierta admiración: allí es donde están verdaderamente desarrollados. Es entonces cuando volvemos a la misma pregunta de siempre: ¿qué es desarrollo? Para muchos, para la mayoría, el desarrollo equivale al crecimiento productivo, al tener más para poder gastar más. Se trata de vivir cómodamente con las necesidades y los caprichos más que cubiertos. Para mi, eso no es desarrollo sino que más bien se trata de ir hacía atrás
Cada vez hay más daneses preocupados por el estado de su país: aquí también se nota la crisis. Hace aproximadamente unos tres años muchas tiendas cerraron y algunas empresas hicieron “limpieza” de personal. Ahora el gobierno quiere suprimir las casernas del ejército en lugares donde las poblaciones viven de ello: si suprimen casernas la gente se irá de allí lo cual provocará consecuencias directas en esas localidades. Hemos estado un mes sin que los niños pudieran ir a la escuela: el gobierno ha decidido que debe haber más horas lectivas en los colegios sin modificar el salario de los profesores. Como era de esperar la mayoría no estaba de acuerdo y ante la imposibilidad de obtener un concierto entre profesores y gobierno, se cerraron los colegios, dejando a profesores sin salario y a niños sin educación. En los países escandinavos se encuentra una de las mejores educaciones a nivel global y el propio gobierno quiere cargársela.
Lo que me pareció curioso es lo que me comentaba Nikolaj, un niño de 13 años bastante maduro para su edad (todo hay que decirlo), le pregunté que qué pensaba él sobre el tema de ampliar las horas lectivas y la respuesta me dejó atónita: si aquí, bajo mi opinión, viven en un capitalismo acentuado esto ya no me dejaba ninguna duda: El gobierno quiere ampliar las horas lectivas cuando tenemos una de las mejores educaciones del mundo, lo cual es incoherente. Por otro lado están promoviendo la aparición de los llamados “clubs” donde los niños van ha hacer actividades extraescolares, eso si, pagando. Así que al final, si no vamos a tener más horas lectivas los padres terminaran por pagar y apuntarnos a esos clubs porqué piensan que tenemos que estar todo el día estudiando cuando lo mejor es hacer lo que estamos haciendo hasta ahora.
“Nosotros tenemos tres problemas graves que, por suerte, vosotros no tenéis: la corrupción, el euro y la burbuja inmobiliaria”. Esta es mi respuesta, añadiéndole que tampoco se mucho de economía como para saber si acabarán igual de mal que Grecia o Portugal. Lo que no digo es que sí que creo que están viviendo una crisis, no tanto económica como social. Una crisis que está viviendo parte de europa y que, obviamente, no se puede comparar con la crisis social de países como España, Italia, Grecia o Portugal.

Muchos impuestos, muchas ayudas y un país vago

Peter tiene dos hijos, el más pequeño tiene cinco años y, tomando un café, me comentaba que estaba preocupado: en Dinamarca se pagan muchos impuestos y todo el mundo recibe ayudas aunque no trabaje, eso está haciendo que los jóvenes se vuelvan unos vagos, si lo tienen todo sin hacer ningún esfuerzo, nunca valorarán nada. Me ponía el ejemplo de los ipads y los iphones, aquí todos los niños están enganchados a estas máquinas. Y si, en España esto también pasa y eso es lo que le contesté. “Lo que ocurre es que las costumbres están cambiando y cuando tu jugabas con tus amigos en el parque ahora ellos lo hacen con el mobil. No puedes cambiarlo a nivel global, pero si están realmente preocupado educa de la mejor manera que sepas a tu hijo”. La conversación acabó derivando hacía la sociedad consumista y la perdida de valores. Mientras yo pensaba que era curioso estar hablando de eso con una persona que, por conocidos que tenemos en común, juzgue mal. Otro error de la sociedad, juzgar antes de conocer.
No creo que en Dinamarca vaya a ocurrir lo mismo que está pasando en el sur de europa, al menos a nivel económico. Lo que si que puedo decir con toda claridad es que hay gente que nos mira con miedo. Un miedo a que a ellos les ocurra lo mismo porque geograficamente no estamos tan lejos. Miedo porque somos muchos los que venimos de fuera y eso, señoras y señores, aunque seas blanco o negro, incentiva un racismo económico que estamos viviendo también en España.
Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Opinión, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s