Ahora le toca a España: el rescate que se convertirá en deuda

La activista y miembro del centro de estudios sobre los movimientos sociales de la UPF, Esther Vivas, lo dice claramente: “la deuda externa ha sido un instrumento de control y dominación de las élites políticas del Norte respecto al Sur”

Durante años e incluso décadas hemos vivido con la certeza de que siempre seríamos norte y que el sur siempre nos quedaría lejano. Pues bien, ahora la lógica de dominación y control se produce en Europa: en su periferia (los denominados países PIGS) se están concentrando las “mayores contradicciones de la crisis financiera”.

Este rescate no es más que una deuda que se deberá devolver con intereses. Una deuda bancaria (privada) convertida en deuda pública. El súper rescate de la deuda española se convertirá, como ya ha pasado en Grecia, en una deuda odiosadeuda tomada por un gobierno y utilizada en contra de su pueblo. Viva la democracia. 

Ahora, el presidente español, Mariano Rajoy, ha pedido en la cumbre del G-20 celebrada en México que se desvincule la deuda pública de la ayuda a los bancos (el rescate, inyección de dinero, etc.). Además de pedir una unión bancaria y fiscal de la Unión Europea. A saber que se le habrá pasado por la cabeza a Angela Merkel, además de sorpresa y estupefacción, por supuesto.

Si el rescate es deuda: qué pasaría si no lo devolviéramos

Para recibir esta cuantiosa cantidad de dinero hemos tenido que hacer unos deberes, en contra del estado social: aplicando recortes y ajustes que nos dictan des de Alemania, y encima luego será el Estado y no los bancos quien deberá devolver más de los 100.000 millones de euros a Europa. La banca tiene claro que no reembolsará el dinero inyectado, y así lo ha hecho patente el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, “no son ayudas a Bankia sino capital y no hay que devolver nada”.

Si en el sur se han hecho campañas para denunciar la ilegitimidad de la deuda, deberíamos aquí hacer lo mismo. El rescate no se tendría que devolver con dinero público. De hecho muchas de las organizaciones que trabajaban en el sur, ahora lo hacen con las deudas europeas. 

La deuda es impagable, lo dicen, entre otros, ecologistas en acción la web de quien debe a quien: “este impresionante monto de dinero público que va terminar en muy pocas manos privadas ni siquiera va a ser suficiente. La deuda total española es el 400% del PIB, la gran mayoría de ella privada (un 336% del PIB). De este modo, ni siquiera comprometiendo un cuarto de la riqueza anual del estado, hay posibilidades reales de acercarse al pago de la gigantesca burbuja de deudas generada por especulación urbanística. Esta deuda es impagable”

Ecologistas en acción forma parte de la auditoría ciudadana de la deuda del movimiento indignado, con el lema “no debemos, no pagamos”. Ellos lo dicen bien claro, que hay dos opciones: 

La primera es que hagamos lo que se nos pide con insistencia, que nos quedamos quiet@s mientras nos devoran, miembro a miembro, “los mercados”, es decir, el gran capital bancario y transnacional. Que disfrutemos del circo del fútbol mientras nos quitan el pan.

La segunda es que reaccionemos, que tomemos la calle y digamos que la inmensa deuda que nos ata no la hemos generado desde la ciudadanía, y que quienes lo han hecho ha sido en contra de los intereses y necesidades de la gran mayoría de la población. Que además es una deuda que es impagable. Y, sobre todo, que como tenemos que escoger entre que quienes tienen mucho recuperen sus inversiones y la vida, escogemos la vida.

Ahora los ciudadanos españoles, griegos, irlandeses, portugueses… europeos y del mundo, que ven como los mercados y los bancos se salvan mediante una deuda que el pueblo terminará pagando, y que no debería de ser así, tenemos que hacer algo y decir al unísono un basta ya.

En Ecuador hicieron una auditoría y se negarón, en 2008, a pagar una parte de la deuda, además de no cumplir con planes de ajustes estructurales que le llegaban de organismos multilaterales como el Banco Mundial o el FMI. El presidente, Rafael Correa, asumió las consecuencias que eso podría tener a su país. Pero dejó claro que hay partes de la deuda que tenía el país que eran totalmente ilegítimas. 

Deberíamos de rechazar esos rescates que nos perjudican. Rechazar su retorno con intereses y recuperar nuestros derechos. Se necesita una auditoria a nivel europeo.

Enlaces de Interés

Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Notícia y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s