Generaciones futuras I: la educación

Una de las formas para poder cambiar las mentalidades de las próximas generaciones es cambiando el modelo educativo impuesto, que conlleva la transmisión inconsciente de un sistema de vida que destruye todo nuestro entorno

Como decía el educador y teórico de la educación, Paulo Freire: “La educación es un acto político de transformación del mundo. Construye una sociedad”. Y por qué no empezar por aquí en el fabuloso arte mágico de intentar modificar las mentalidades de las sociedades futuras. No muy lejanas, las futuras próximas. Este post hace referencia a la educación como herramienta para intentar cambiar, aunque sea un poco, el mundo.

La educación en el mundo occidental es obligatoria des de los 3 años hasta los 16. Durante este periodo de tiempo y justo cuando el cerebro del ser humano es sensiblemente más receptivo, nos están enseñando como formar parte de la sociedad consumista-capitalista de finales del siglo XX. Asímismo, fuera de las aulas estamos inmersos en un mundo lleno de inputs que nos hacen referencia en cómo comportarnos en esta misma sociedad. Además de tener muy ensimismada una cultura católica (no la religión) que lleva incorporada la ética y la moral de que está bien y que está mal.

Educación transformadora

Hace poco leí sobre Edgar Morín, uno de los teóricos que explican sobre la educación transformadora. Él explica que se necesita “una reforma de la educación y de los sistemas educativos, que representa sin duda una de las metas fundamentales de la humanidad en la actualidad”. Morín redacto el informe “los siete saberes necesarios para laeducación del futuro”. 

Tal y como expone el autor en el prólogo, . Hoy en día la educación no educa para conocer, nos lo da todo masticado. Lo que hace que nuestra perspectiva crítica se duerme y no responda en los momentos necesarios. La educación actual hace que la sociedad esté muerta intelectualmente. Morín lo dice claro, se debe abordar la necesidad de promover un conocimiento capaz de abordar problemas globales y fundamentales para incidir allí conocimientos parciales y locales. Así como afrontar las incertidumbres o enseñar lo que es la comprensión, ahora ausente en nuestras enseñanzas. Para el desarrollo de la comprensión se necesita una reforma de las mentalidades, pero esto hoy en día es prácticamente improbable que ocurra.

Cuando se enseña historia se ve claramente el rumbo que esta llevando nuestra sociedad. Siempre se enseña la historia de los vencedores y sin entrar mucho en los detalles desagradables, como por ejemplo en la vulneración de los derechos humanos. Yo nunca estudié la dictadura de Franco tal y como sí lo hice con la revolución Rusa del 1917.  La historia nos aporta miradas críticas siempre y cuando se conozcan todas las partes. Morín dice que no existe una única verdad, igual que no existe solo una versión. Aquí se encuentra un claro ejemplo de cómo se puede llegar a manipular la sociedad mediante la educación.

El egocentrismo 

El conjunto de la sociedad occidental debemos dejar de pensar que somos el centro del mundo. Para explicar esto es necesario un post aparte. Pero no podemos pensar que nuestra sociedad es la mejor si no conocemos las demás, que nuestra forma de vida es la universal puesto que es la más cómoda. Creerse el centro del mundo conlleva sentirse superior a los demás. Y que yo sepa, en este mundo todos somos iguales, todos tenemos el mismo final. Aunque no de la misma manera. 

La educación tiene que dar un giro para poder cambiar, aunque sea un poco, las mentalidades de la población en general. Educarnos con una educación transformadora y en lo que ésta nos quiere transmitir: tolerancia, respeto, paz, empatía, igualdad… Debemos de concienciarnos que la realidad debe cambiar. Empezando, siempre, por las generaciones futuras.

Enlaces de Interés

Anuncios

Acerca de Mapaparicio

Opinando sobre un mundo que nunca cambia. Observo y pregunto demasiado. Hace años estudié periodismo y cooperación internacional. Fui de las que se decepcionaron con el cuarto poder y vivieron (viven) su crisis, también a modo personal. Poco a poco voy recobrando la fe en el sector, pero no en el mundo. Reflexiones de la vida en general.
Esta entrada fue publicada en Antropología y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s